¿Que tanto saber para ser experto?

CONSULTA

Buenas tardes Carlos:

¿Cómo te encuentras?

Te escribo para platicarte porqué me autoboicoteo al emprender mi empresa.

En realidad tengo todas las ideas en el aire y aun no logro visualizarlas como empresa; entré a una incubadora de empresa (Multidisciplina aplicada), y ahí me han abierto mucho el panorama. Me ha servido muchísimo, pero de igual manera me deja mas dudas de si realmente puedo hacer empresa con las ideas que tengo.

Te cuento. Me queda claro que si algo me tiene atorada es el temor a fracasar o quebrar la empresa, pero eso sólo es un argumento que me repito para no arriesgarme. Tengo como proyecto una escuela en donde se impartan talleres o platicas que contribuyan a ser un mejor ser. Ese sería mi mayor anhelo, pero analizándome veo que, en primera no tengo todos los conocimientos para dar talleres, pues mi formación es de comunicóloga, y aunque tomé dos cursos, creo que con eso no levanto una escuela.

La otra cosa que me llama la atención es comercializar colágeno y de ahí empezar a vender otros suplementos alimenticios. De aquí solo tengo el contacto de la persona que me vende los colágenos y ya, no tengo más, sin embargo de estos sí he vendido algunos con mis conocidas. Pero eso no hace una empresa ¿verdad?

Y las otras ideas son acerca de poner una agencia para cuidar personas de la tercera edad, o poner una clínica de salud y belleza, de las cuales no tengo ni idea de cómo lograrlo, pero me gustaría hacerlo porque me gusta poner un granito de arena para que  las personas se sientan mejor.

Sin embargo no le veo pies ni cabeza a ninguno de mis proyectos. ¿Cómo puedo hacer funcionales estas ideas y materializarlas en una empresa?

Espero puedas darme un consejo. Te agradezco mucho el haberte tomado el tiempo para leer mi correo.

Que tengas una excelente tarde.

 

RESPUESTA

Partamos de lo que yo suelo llamar “Emprendimiento inverso”, que es el modelo contrario a las incubadoras.

La incubadora te dice: Decide el producto y evalúa si es rentable. Los números dan, pero el proyecto no es rentable.

El Emprendimiento Inverso dice ¿Cual es tu sueño?

Y de ahí comienzas a integrar tu proyecto.

De lo que leo me queda claro que tu sueño va más en la capacitación que en la venta de colágeno.

Entonces, si esto es cierto, tu empresa es de capacitación.

El segundo error que se cometen en las incubadoras es comenzar a calcular el tamaño de la inversión, cuando lo que menos se requiere es inversión.

No pongas una escuela, monta una empresa que capacite a la gente en sus lugares de trabajo, o que se yo.

Si tu idea fuera un restaurante te diría: No pongas un restaurante, dedícate a los banquetes.

De esta manera evitas hacer gastos fijos enormes, que solamente te van a frustrar y distraer. Y no necesitas un edificio para tener una empresa. Necesitas una computadora con acceso a internet. O en su defecto un teléfono.

Ahora, si tu proyecto es capacitación, lo que necesitas hacer es ubicar a tus clientes, y comenzar a venderles. Cuando vendas el primer proyecto entonces armas el curso y lo das.

No armes el curso hasta no venderlo. No pierdas tiempo.

Y del resultado del primer curso podrás hacer el segundo un poco mejor, y así. Para emprender siempre hay que considerar que “es mejor hecho, que perfecto”. Genera un producto y perfecciónalo conforme tus clientes te lo vayan pidiendo.

Si te esperas a tener el producto perfecto jamás comenzarás.

Ahora, ¿no te gusta la idea de cobrar por un curso que no sabes si es bueno? Regálalo. Regala tres cursos para perfeccionarlos, para tener fotos, para tener testimoniales de los asistentes.

Y entonces sal a vender.

Nunca se sabe lo suficiente de algo. Lo importante es saber más que el 80% de la gente, y eso te hace experta.

Lee los tres libros más importantes del tema que quieres impartir y ya serás del 20% mejor informada.

Así funciona esto.

Yo hace cuatro años no sabía más que la mayoría de los empresarios del país.

Hoy, a cuatro años de distancia, tengo cuatro libros escritos con muy buenas ventas, tengo un grupo fiel de seguidores, y la gente me lee y me escucha. Las universidades me pagan por hablar, la gente compra mis libros.

Y no necesariamente soy el que más sabe de empresas, pero seguramente sé más que el 80% de los empresarios del país.

Ojalá te haya sacudido las ideas.

Te deseo el mejor de los éxitos,

 

Carlos Aliaga

 

¿Quieres consultarme algo? Escríbeme a caliaga@endira.com.mx.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: