Lo que debes tener claro antes de emprender

blogylana

Blog invitado por Sona Sánchez-Escuer:

“¿En qué área me recomiendas emprender? “ Esta es una pregunta que llega a mi correo a menudo. Cuando indago un poco más sobre los propósitos de quien me pregunta, suele haber únicamente la idea romántica de emprender.

Emprender es romántico, no digo que no. Pero la verdad, emprender es una consecuencia, no el propósito.

Cuando tenía unos 27 años comencé a hartarme de invertir mis mejores horas laborales a empleos que solo engordaban las carteras e intereses de otras personas. No era lo mío.

Así que pensé que debía emprender. Y entonces me imaginaba como una emprendedora, una dueña de una gran empresa. ¡Que padre! ¿Empresa de qué? Quien sabe. Lo importante es que yo sería la dueña.

Con este enfoque exploré las siguientes ideas de negocio (y por explorar me refiero que en algunas solo llegué al plan de negocios en papel, otras hasta tener los primeros clientes):

Agencia de Servicio de Traducciones inglés y alemán (tenía contactos en la embajada británica y alemana)

• Canastas de regalos

• Agencia de viajes

• Organización de eventos

• Caligrafía a mano para invitaciones de boda y diplomas

• Servicios de mensajería

• Paseador de perros.

• Vender algodones de azúcar los fines de semana

Si, consideré pasear perros y vender algodones de azúcar. Después de todo vivía cerca de un parque y ¿quién no ama a los perros y los algodones de azúcar? Todavía pienso que hubiera sido un hit porque en ese parque no había ninguna de las dos cosas, aunque nunca lo sabremos.

Pero ninguna de estas ideas valía nada sin el verdadero propósito de emprender: Servir a los demás haciendo lo que más disfrutas.

Emprender es el resultado de satisfacer la necesidad de 1. Hacer lo que amas y 2. Resolver un problema (el problema de nuestros clientes).

De otra forma, si solo emprendemos porque estamos hartos del jefe, de nuestra rutina, o simplemente por comer, emprender se vuelve una esclavitud muy parecida a la que estamos queriendo dejar atrás. Se vuelve un “trabajo” no tu empresa.

Mi corazón no estaba ni en la Agencia de viajes, ni en las traducciones, ni en organizar eventos ¡mucho menos en la mensajería! ¿Me hubieran dado de comer? Seguro que si en caso de haber hecho las cosas correctamente ¿Iba yo a ser feliz? ¡Estoy segura que no!

Mi corazón estaba más cerca de los algodones de azúcar y los perros, pero aún así, no era lo que me apasionaba. Lo que más se acercó fue la caligrafía a mano. Y a eso me dediqué durante los siguientes 10 años junto con un pequeño taller de serigrafía.

Pero tampoco estaba mi corazón ahí.

Tratando de sacar a la escritora que llevaba dentro de paseo, descubrí mi verdadera vocación: ayudar a otros. Escribo de finanzas personales y ese es el pretexto pero lo que más me encanta en la vida es la posibilidad de ayudar. Ahora, a eso me dedico. Hago lo que más me gusta y resuelvo una necesidad de mis clientes. (Solo falta decidirme a dejar de ser solo freelance).

Así es como también descubrí, que emprender por emprender no te lleva muy lejos. Emprender es consecuencia de desarrollar tu actividad favorita y darle el sentido de negocio y crecimiento.

“¿En que área me recomiendas emprender?” en el área donde encuentres a tu corazón. Por más loca que te parezca, ahí es donde está la riqueza.

“¿Pero y si no hay lana?” Es otra pregunta muy frecuente.

Si no hay lana, personalmente no recomiendo emprender hasta que haya un “colchón financiero” . Antes de aventarse al agua hay que aprender a nadar un poquito independientemente si lo que haremos nos encanta o solo buscamos el ingreso.

Así que mi recomendaciones financieras son:

• Haz un ahorro de 6 meses (o más) de tus GASTOS. Los clientes nunca llegan al momento en que nosotros necesitamos pagar nuestras cuentas.

• Desaparece tus deudas. Elimínalas. Si teniendo un sueldo fijo son un lastre, emprendiendo algo nuevo pueden ser fatales.

• Aprende finanzas personales. No es tan difícil. Intégralo a tu nuevo rol como emprendedor.

• Empieza siempre de menos a más. Luego nos gana la emoción y montamos oficina, taller, local a todo lujo y en unos pocos días nos quedamos sin recursos.

• Si tienes un socio ambos deben aportar capital y trabajo. Las sociedades de “tu pagas y yo chambeo” rara vez acaban bien.

• Se muy estricto con el dinero del negocio. NO lo mezcles con el tuyo. Asígnate un “sueldo” y no metas mano a la caja chica. Te comerás tu empresa.

• Pide un crédito SOLO cuando: la cantidad de clientes y la cantidad de trabajo/pedidos te lo griten. Cuando veas que o creces, o pereces. NUNCA antes.

Disfruta el camino. La parte financiera suele ser la menos favorita pero es la columna vertebral. Tu pasión por tu negocio, el corazón.

Sonia Sánchez-Escuer empezó a escribir de finanzas personales cuando se dio cuenta de que las deudas y la falta de dinero no dan la felicidad. Autora Diario de una Oveja Financiera y de Apuntes de una Oveja Freelancera (Editorial Planeta), CEO de blogylana.com, voz y producción detrás de Lana&Podcast, imparte conferencias y talleres sobre finanzas personales, liderazgo y vocación profesional. Corredora, ashtangi y freelance de tiempo completo. @blogylana

Anuncios
5 comentarios
  1. Erick dijo:

    Me encanta la publicación de So, cuando tienes la idea de emprender piensas que puedas hacer mil y un negocios con cada idea que te surge de la cabeza, pero si te gusta lo que haces que es el corazón del negocio que pretendes llevar acabo es lo más importante ya que pondrás todo de tú parte, en mi caso desde la carrera empece con simuladores, pase por vender medicina alternativa, ir a talleres de emprendedores, revistas y aún así después de largo tiempo ya tengo una idea más firme de lo que quiero emprender, muchas veces se necesita tiempo, dinero (importante), experiencias, y lo más importante un visión firme de donde quieres llegar.

    So como siempre un excelente artículo 😀

  2. Maria Magdalena Tello dijo:

    Yo soy maestra de primaria tome un curso para hacer una especie de metodo de enseñanza , es como un instructivo y mis 30 anos de experiencia estan puestos ahi . Mi intencion es venderlo a escuelas y asesorar maestros pero de negocios no se nada como calcular costos para ponerle precio ni como llegar a entrevista y poder vender mi sistema o con que presentarme me puedes ayudar. Se lias agradeceria. Normalnente cuando he preguntado me dan como la estructura base de una empresa y me dicen ya sal a buscar clientes pero upps ese es mi problema

  3. Maria Ocon dijo:

    Me gusta el artículo por que me gusta emprender cosas nuevas aunque una vez que inicio me aburren las rutinas y busco algo nuevo. Actualmente estoy emprendiendo un nuevo negocio de Costuras (Ropa de trabajo) y el precio por el aprendizaje es alto, pero siento que me apasiona tanto que nada me frena y poco a poco voy organizando mis ideas e invirtiendo tiempo y recursos para crecer a pasos firmes aunque cortos por estar iniciando, pero siento que en corto plazo seré como una ganadora olímpica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: