Caminando solo hacia el éxito

Para aquellos que ya conocen mi historia, yo solía pesar 30 kilos más que ahora, y era básicamente una persona sedentaria. Pero a los 38 años todo ha ido cambiando poco a poco, permitiéndome bajar estos kilos extra y luego activándome cada vez más.
Mantenerse motivado a hacer estos cambios constantes ha sido difícil, sobre todo porque cada vez que avanzo más el camino se ha vuelto más solitario. Cuando dije “voy a bajar diez kilos” tenía un mundo de apoyadores a mis pies. Todos estaban contentos de formar parte de la posibilidad de alejar a alguien de la obesidad. Si estaba en una reunión todos escondían los pasteles para que no se me antojaran. La verdad es que no me costó mucho trabajo, porque tenía el apoyo de todos.
Los siguientes diez kilos ya no fueron noticia y no causaron tal revuelo. Pero los últimos diez han sido una verdadera pesadilla, porque de pronto el entorno cambió sus ánimos y actitudes de apoyo por comentarios encontrados. “Ya párale, ya exageraste”. “¿Que no se te antoja seguir comiendo bien?”. O peor aún, ahora tengo prohibido por la sociedad hacer cualquier comentario entorno a la obesidad, porque es ofensivo que alguien delgado se refiera de cualquier forma (hasta en tono de apoyo) a alguien con problemas de sobrepeso. ¿Pues que no se acuerdan de cuanto pesaba yo?
En el campo del ejercicio las cosas no han sido diferentes. Primero recibía apoyo y consejo de todos sobre lo sabroso que era correr 5 kilómetros o sobre la importancia de tener una rutina. Cuando decidí comenzar a hacer triatlones, varios se sumaron a la idea conmigo y todo parecía emocionante. De pronto los resultados de mi entrenamiento se comenzaron a dar y comencé a tener ventaja sobre mi gente cercana. Mucha ventaja. Y las porras cambiaron. “Tú ya te clavaste demasiado”. “Yo la verdad solo compito contra mi, no me interesa ganarte”. “Yo no sacrificaría lo sabroso de la vida por estar como tú”. Y la que más me gusta “El gordito era más simpático”.
Ya ni le explico a toda esta gente que tengo en mente bajar 5 kilos más y que quiero seguir bajando mis tiempos en el triatlón hasta alcanzar el podio en mi categoría. Me parece que tardaría demasiado en explicarles mi motivación, seguramente no les cambiaría su forma de pensar y corro el riesgo de quedarme cada vez más solo en esta lucha. Pero lo voy a hacer y en el camino conservaré a mis amigos.
Todo lo anterior no es muy diferente de la vida de un emprendedor. Conforme avanzas en la senda del éxito empresarial el camino está más solo. Cada vez es menos la gente que te apoya. Y corres el riesgo de que te vaya bien, porque es probable que los apoyos se conviertan en comentarios en contra. Esta sola situación es la que hace que psicológicamente la gran mayoría de la gente prefiera no tener éxito en ningún ámbito en la vida, porque el que destaca tiene que lidiar con esa nueva posición y eso es mucho más difícil socialmente que ser uno más de la bola.
Por ello es importante que definas exactamente hasta donde quieres llegar, y que estás dispuesto a tolerar en ese camino. Porque de otra forma estarás siempre a la deriva, preguntándote porque no tienes éxito y otros si. Porque tú personalmente te boicoteas cuando estás a punto de alcanzar el éxito, y te boicoteas porque no quieres cargar con la responsabilidad social que esto implica.
En el deporte Michael Phelps dijo alguna vez “El triunfo se alcanza cuando haces lo que la mayoría no está dispuesta a hacer todos los días”. En los negocios Warren Buffett dijo “Para tener lo que el 1% tiene, deberás desear hacer lo que el 99% no está dispuesto”. Muy parecidos. El éxito es igual en todos los ámbitos. Y la única realidad es que el éxito no es un tema de genética o de herencia. El éxito es un tema de actitud para realizar diariamente aquello que nadie quiere y solo obtener así lo que nadie alcanza.
Hay una frase anónima que lo resume todo. “Emprendedor es aquel dispuesto a vivir unos años como nadie quiere, para vivir el resto de su vida como nadie puede”. Sin duda este es un camino que se recorre en soledad.

Anuncios
2 comentarios
  1. Konomi dijo:

    Vaya, me siento muy identificada con esta entrada (en lo referente a bajar de peso y el ejercicio), yo pensé que solo me pasaba a mi que me dijeran ese tipo de comentarios , sobre todo en la fase de mantenimiento, -si la que es de por vida, ya que no estoy para volver a pesar lo de antes-

    Y que bueno que haces la analogía con el emprendimiento de un negocio, asi ya se que esperar, guardare esta entrada en mis favoritos, me ayudará mucho en un futuro.

    ¡Muchas gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: