-¿Hacia dónde va el siguiente autobús? -Preguntó uno de mis amigos.

-Hacia Cadereyta en Querétaro.

Bastó una mirada entre los cuatro, para acceder y salimos rumbo a Cadereyta.

Era la Semana Santa de 1991. En el último año de la preparatoria cuatro amigos nos habíamos puesto de acuerdo un par de días antes para salir de viaje. El único objetivo era divertirnos (lo que esto implicara). Plan… no había ninguno. Solo unas cuantas consideraciones para estar listos: algo de comida, algo de ropa, casas de campaña y bolsas de dormir (por si la noche nos sorprendía).

Tan pronto como llegamos a Cadereyta y después de comer unos taquitos de dudosa procedencia, decidimos continuar nuestro camino.

  • ¿Hacia donde va el siguiente autobús?
  • Hacia San Joaquin de las Ranas.

Era un pueblo a las faldas de la Sierra Gorda, que contaba entre sus curiosidades con una zona arqueológica, una gruta y un pequeño kiosko.

Las primeras tres noches nos pudimos hospedar en el único hotelito del pueblo, pero al llegar el jueves tuvimos que entregar la habitación por que el hotel estaba reservado a su máxima capacidad. Ello nos obligó a instalar nuestras casas de campaña entre los arboles a las afueras del pueblo.

De ahí en adelante todo fue aventura y sorpresa. Las pirámides que apenas habían sido descubiertas, la gruta que era solamente una cueva de murciélagos, las tradiciones de semana santa y la gente que siempre fue muy amable con nosotros, regalándonos comida y compartiendo el pulque.

Exacto, hasta pulque nos tocó tomar. Sólo uno de nosotros lo había probado antes y advirtió a los demás que lo tomáramos pero no lo oliéramos, instrucción que por supuesto no seguimos, llevándonos la peor de las sorpresas al descubrir el desagradable olor de esa milenaria bebida.

Así transcurrieron los días, hasta que el sábado una lluvia torrencial nos sorprendió en la casa de campaña, misma que descubrimos que tenía el techo roto. Apenas unos minutos después la ropa y las bolsas de dormir estaban completamente empapadas.

Bastó una mirada entre los cuatro, para empacar y emprender el camino de regreso.

En autobus de San Joaquín a Cadereyta. Pidiendo aventón de Cadereyta a Tequisquiapan, y en autobus de Tequisquiapan a la ciudad de México.

Rara vez me he dado la oportunidad nuevamente de viajar sin hacer un plan previo y muchas veces los viajes planeados conforme se desarrollan no se parecen en nada al plan original.

Tener la oportunidad de viajar con la única misión de divertirte, sin una visión clara de los detalles de cómo te divertirás, te permite sorprenderte con cosas que nunca imaginaste, con lugares que no sabías que existían y con gente dispuesta a agradarte.

Y en mi experiencia al emprender sucede exactamente lo mismo. Si tu te lanzas a la aventura de emprender con una misión, pero te despreocupas de la visión de tu negocio, podrás sorprenderte de los resultados.

Porque establecer expectativas muy bajas te pueden llevar a formar una empresa mediocre y establecer expectativas muy altas te puede llevar a la frustración. Por ello no tener expectativas puede ser de mucha ayuda.

Y así como la misión de un viajes es simplemente divertirte, la misión de una empresa debería ser ayudar a otros a resolver lo que no se ha resuelto. Con una misión tan simple tus propios clientes se encargarán de que tu empresa se mantenga viva.

¿Has pensado en una misión así para tu empresa? ¿Cual es?

Anuncios
3 comentarios
  1. Señor, dejeme decirle que eso es el budismo, aceptar la realidad como viene e irse adaptando.
    Me encantó este post =D

  2. luis contreras dijo:

    maestro…a veces el equipo que conformas no tiene la visión de un grupo y cada quien quisiera salir en dirección opuesta…pero el show y la diversión a veces es tratar de empatar los diferentes puntos de vista… si…algunas veces casi a los golpes….y despues de la reconciliación viene la aventura…..

    • Carlos dijo:

      Luis: Muchas gracias por tu comentario. Un saludo El 18/05/2012, a las 17:20,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: